Nuestro Blog

¿Cuál es la cerradura más fácil de abrir?

La mayoría de las cerraduras que hoy en día usamos para garantizar la seguridad de nuestro hogar no tienen comparación con las que se utilizaban hace 15 o 20 años. Las innovaciones en este sector se suceden a un ritmo vertiginoso y los fabricantes no escatiman en investigaciones y prototipos que puedan asegurar la inviolabilidad de sus productos. A pesar de ello, los métodos para vulnerar las cerraduras han demostrado ser igual de rápidos y efectivos, por lo que estamos en una constante carrera en pro de lograr resguardar nuestra casa y protegerla de los ataques de los ladrones.

En este sentido conviene tomarse un tiempo para analizar cuál es la cerradura más fácil de abrir a fin de sustituir los mecanismos poco efectivos y no dejar en manos del azar un asunto tan importante como nuestra seguridad.

A priori podemos decir que mientras más antigua sea una cerradura, más fácil será vulnerarla, pues evidentemente su tecnología y mecanismos de cierre habrán quedado obsoletos.

Si te preocupan tu bienestar y tranquilidad y quieres mantener a salvo a tus seres queridos y bienes, tanto en tu hogar, empresa o local comercial, sigue leyendo pues a continuación te explicaremos cuáles son las cerraduras menos seguras y cuáles son los métodos que usan los ladrones para entrar a robar.

Las cerraduras sin anti bumping son las más fáciles de abrir

La intención de este artículo no es hablar de marcas o productos específicos. Queremos ofrecerte un panorama general y darte a conocer las opciones disponibles para que puedas elegir con pleno conocimiento qué tipo de cerradura necesitas para cada instalación.

Si tenemos en cuenta las estadísticas de robos a viviendas, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que las cerraduras que no cuentan con un sistema de seguridad anti bumping son muy fáciles de abrir.

El bumping es la técnica delictiva más utilizada para vulnerar las puertas de acceso principal. Consiste en introducir en la cerradura una llave especialmente hecha con la posición más baja de los pistones para cada tipo de cerradura, y golpearla para que los pistones se separen de los contrapistones y se libere el giro de la llave. Este método fue ideado en Alemania por cerrajeros profesionales, quienes la aplicaban en su trabajo diario cuando tenían que desbloquear el cilindro de una cerradura. Al pasar el tiempo se hizo popular entre los profesionales del hampa y hoy en día es posible encontrar en internet vídeos donde se explica en detalle cómo funciona.

Con esta técnica se puede vulnerar prácticamente cualquier tipo de cilindro que no cuente con protección antibumping, incluso los de las puertas acorazadas o de seguridad, realizando un trabajo silencioso y que no deja huellas de fuerza en los cilindros.

¿Cómo disminuir el riesgo de bumping?

En vista de su fácil aplicación y popularidad, es importante tomar algunas medidas de seguridad, para evitar ser víctimas de un robo mediante el sistema del bumping.

La primera posibilidad consiste en instalar un escudo protector en la cerradura. Si bien cualquier escudo protector ofrece un mínimo de seguridad adicional, pues al menos evitará que el ladrón conozca la marca de la cerradura y le resulte más fácil saber cómo vulnerarla, no todos son efectivos para evitar el bumping.

Los embellecedores y los escudos protectores abiertos, que dejan a la vista el bombillo son muy poco efectivos. Pueden ser atacados con un taladro o un extractor de campana, permitiendo una rápida y silenciosa apertura de la puerta, que no tomará más de un minuto. Y eso contando con que el escudo haya sido bien instalado y que el cilindro no sobresalga más de 3 milímetros. Si sobresale más de eso, bastarán 30 segundos para abrirlos, con herramientas tan simples como una llave de grifa o un alicate de presión.

Por otra parte, los escudos protectores cerrados son un poco más seguros, pero no ofrecen protección total, pues no evitan la rotura del bombillo y de los tornillos que lo sujetan, si se aplica un golpe con una mordaza de presión. Eso sí, los ladrones necesitarán el doble de tiempo para abrir la puerta y el nivel de ruido será un poco mayor, por lo que, si tenemos suerte, algún vecino podría oírlos. Al mismo tiempo, como el cuerpo del cilindro está cubierto por una pieza de metal resistente, la cerradura no podrá violentarse usando herramientas eléctricas, como un taladro, por ejemplo, pero continúan siendo ineficaces frente al bumping.

Si se quiere un escudo protector de alta seguridad, habrá que optar por los escudos para cerraduras acorazados. Además de resistir al ataque con mordazas y contar con protección ante el uso de taladros, también evitan el uso del extractor de campana y el cascanueces o extractor de cilindro. Pero lo más destacable de este tipo de escudos es que ofrecen una muy buena protección antibumping.

Otra alternativa es instalar un escudo protector para cerraduras de tipo magnético. Al igual que los acorazados, resisten el uso de herramientas eléctricas e impiden que los cilindros puedan ser taponados u obstruidos con cualquier objeto, como adhesivos, siliconas o mondadientes. También evitan el uso de ganzúas, pues el bombillo queda completamente oculto. Y, lo más importante, ayuda a evitar el bumping.

Es importante destacar que mucho de los modelos de escudos protectores son compatibles con la mayoría de las cerraduras disponibles en el mercado. No obstante, si tienes alguna duda es aconsejable que consultes con un cerrajero profesional para asegurarte de elegir el dispositivo adecuado.

Ahora bien, si la idea es prevenir el bumping lo mejor es atacar la raíz del problema e instalar un bombillo antibumping. Podemos saber muy fácilmente cuál es su nivel de seguridad, pues este guarda relación con el número de pitones que tenga. Los bombillos con más pitones son más resistentes al ataque, pero también hay que considerar el material con el que han sido fabricados. De acuerdo al nivel de protección que necesites puedes elegir bombillos antibumping que tengan desde 1 hasta 8 pitones.

Asimismo, podemos considerar la posibilidad de instalar una puerta  acorazada con cilindro antibumping. Esta combinación ofrece protección contra varios tipos de técnicas de forzamiento, pero debes tener presente que los cilindros antibumping que incorporan no son cien por cien infalibles.

Siempre tienes que cerrar la puerta con llave

Esperamos que estas explicaciones hayan aclarado tus dudas y te sirvan de orientación al momento de elegir la cerradura que necesitas. Pero de nada vale instalar el mejor de los sistemas de seguridad si no cierras la puerta con llave. Muchas veces nos confiamos, pensando que si estamos en casa nadie intentará entrar o que si salimos solo un momento no es necesario pasar la llave. Como se ha dicho anteriormente, los ladrones pueden abrir una cerradura en cuestión de minutos, y si se lo pones tan fácil serás un objetivo muy atractivo. Cualquier protección que instales en tu vivienda será completamente ineficiente si no te tomas la molestia de pasar la llave..

¿Qué hacer si tengo una cerradura fácil de abrir?

La respuesta a esta interrogante es bastante obvia. Una vez que hayas comprobado que tu cerradura es fácil de abrir, lo que tenemos que hacer es cambiarla tan pronto como sea posible por una cerradura que nos ofrezca mayor seguridad.

Con tantas marcas, modelos y sistemas diferentes, elegir una cerradura puede ser un poco complicado y es por eso que debes buscar el consejo de un profesional. Pero sea como fuere, asegúrate de elegir una cerradura anti-bumping, pues aunque no es el único método de forzar una puerta, es el más habitual. Si no te conformas con esto y deseas una mayor protección, busca un sistema que incorpore mecanismos anti ganzúa, anti palanca o, por ejemplo, anti taladro.

Como podrás suponer, mientras más elementos de seguridad tenga la cerradura elegida, mayor será su precio. Pero en este tipo de cuestiones es mejor no escatimar. Esto no quiere decir que lo más caro sea siempre lo mejor, aunque en muchos casos así es, sino que debes analizar muy bien cuán vulnerable es tu vivienda, empresa o local comercial, sea por la zona donde está ubicada, o por el tipo de actividad que allí realices o cualquier otra característica que a tu juicio pueda hacerla atractiva a los ladrones.

Igualmente tienes que pensar en dónde la vas a instalar, pues los niveles de protección son diferentes si hablamos de la puerta principal, la puerta del garaje o la del trastero. Pon en una balanza todos estos factores y si aún te queda alguna duda, lo más recomendable es que consultes con un profesional.

Consejos para estar más tranquilos a la hora de vacacionar

Cuando nos iremos de vacaciones una de las preocupaciones que nos pasa por la mente es la seguridad del hogar. No sabemos que tan seguro estará. No sabemos qué hacer para prevenir que suceda lo que menos deseamos, es decir, intrusos que entren a la vivienda a robar pertenencias valiosas.

Así que debemos escuchar todos los consejos posibles y seguirlos l pie de la letra para evitar que esto suceda. ¿Qué acciones serían útiles para que esto no suceda y poder irnos más tranquilos a nuestras vacaciones?

  1. No debemos llamar la atención de los demás. Evitar en lo posible que las personas ajenas a tu hogar observen que estás sacando maletas, que estás guardando muchas cosas en el carro, etc. Si puedes realizarlo solo en el garaje mejor y si no hacerlo en horas que no esté muy transitada la calle.
  2. Cerrar la puerta con llave, dándole todas las vueltas a la cerradura, que todos los anclajes queden correctamente encajados. Como también cerrar ventanas y cualquier otro sitio de fácil acceso en el que se puedan meter.
  3. Pedir a alguien del entorno de confianza que recoja la correspondencia del buzón, que de vueltas de vez en cuando alrededor de la casa, que revísela puerta y la cerradura para saber si están en su perfecto estado o si hay alguna señal de intrusión.
  4. No dejar signos evidentes de que la casa está sola. Ventanas de difícil acceso pueden quedar con persianas medio abiertas, tener lámparas que se apaguen y se prendan automáticamente son muy útiles para este tipo de situaciones. Se puede dejar ropa tendida y juguetes desordenados para dar sensación de personas dentro del hogar.

Estos son algunos de los consejos que ofrece cerrajero 24h Picassent que te podrían servir para cuando debas dejar tu casa sola por un tiempo prolongado y te sientas mucho más seguro y disfrutes de tus esperadas vacaciones.

Conoce la importancia de poseer cerraduras de alta seguridad

Hoy en día el mercado ofrece múltiples cerramientos, debido al aumento de asaltos, ofreciéndole a sus clientes una mayor seguridad. Últimamente han surgido ciertas discusiones sobre las desventajas que tienen estas cerraduras de seguridad, esto da espacio a que se hable sobre el método bumping.

El Bumping es un sistema que utilizan los profesionales en cerrajeros 24 horas Picassent y la práctica de este método hace más fácil la abertura de las puertas. Se realiza por medio de una llave que se adapta a cualquier cerradura y se acciona solo con un golpe, pero solo funciona con cerraduras tradicionales.

Los pasos a seguir para que el bumping funcione, es introduciendo la cambie cambiada con perfil dentado y se gira con un suave golpe que logra hacer saltar los cilindros internos del bombín, que caen sobre los surcos de la llave y producen la apertura de la puerta.

Hasta ahora no hay una opción efectiva en contra de este sistema, pero hay algunos consejos que se pueden tomar en cuenta para evitar la apertura de puertas de seguridad:

  • Para cerraduras tradicionales, lo mejor es dejar la llave puesta en la cerradura para evitar que otra llave pueda desplazarse dentro de esta.
  • Colocar una cerradura electrónica o de alta seguridad.
  • Para evitar asaltos, lo ideal es instalar cerraduras inviolables, más avanzadas que las tradicionales.
  • Contratar a expertos cerrajeros que estén al tanto de los avances y al día con la instalación de cerraduras modernas.
  • Cambiar las cerraduras viejas por elementos y materiales de calidad.
  • Controlar el funcionamiento de cualquier cerradura, incluyendo las digitales.
  • Elegir adecuadamente los accesorios para las puertas y cierres y evitar una situación indeseada.
  • Buen asesoramiento en cuanto a la experiencia y a la capacitación de estos sistemas.
  • Realizar las tareas de mantenimiento.
  • Trabajo rápido y efectivo por parte de los cerrajeros.

Al contar con cerraduras de alta seguridad, se puede proteger tu vivienda, tu empresa o negocio. Son fáciles de gestionar y se pueden instalar en cualquier tipo de puerta, para reforzar la protección.

Estas cerraduras representan un gran obstáculo para los ladrones, porque solo el cliente es quien puede abrir la puerta, logrando una seguridad total en cualquier puerta de acceso.

Tipos de bisagras

No es una cuestión en la que solamos pensar, qué duda cabe, y preciamente por eso sorprende hasta qué punto en el mercado encontramos distintos tipos de bisagras entre las que elegir.

 

Conocer aunque sea de forma básica cuáles son es importante a la hora de elegir la que mejor nos conviene. Veamos las más comunes en el siguiente listado, confiamos en que será de gran utilidad desde un punto de vista práctico.

 

Definición de bisagra

 

No descubrimos la rueda afirmando que una bisagra es un herraje que cuenta con 2 piezas unidas a través de un eje que posibilita que éstas se giren sin separarse. Además, como es bien sabido, pueden utilizarse para multitud de fines, principalmente los muebles y las puertas. Veamos los principales tipos de bisagras.

 

Bisagras de libro

 

Las bisagras d elibro son las más conocidas, precisamente por tratarse del modelo más común. Su facilidad de uso está relacionada con su sencillez, y las encontramos en diferentes modelos, como las bisagras de latón, las cincadas o las bisagras rústicas, pongamos por caso.

 

Todos los modelos de las bisagras de libro se abren igual: adoptan la forma de libro y se atornillan muy fácilmente a la madera, bien sea de un mueble, de una puerta, etc. Por lo tanto, si buscamos sencillez y facilidad de instalación, las bisagras de libro son idóneas.

 

Bisagras de piano

 

Salvo por su tamaño, mayores éstas, son iguales a las de libro. A consecuencia de ello, las bisagras de piano han de sujetarse con más tornillos. Con ello lograremos una bisagra más fuerte y resistente.

 

Si el modelo es demasiado grande, podemos contarlo a la medida, bien con una tijera de chapa o con una sierra, según sea el material.

 

Bisagras desmontables

 

Si necesitamos desmontarlas, son la opción perfecta, y podremos hacerlo sin necesidad de desinstalarlas, o sea, sin tener que quitar los tornillos. En estos casos, es idóneo el sistema, aunque se usa poco. Aun así, si desmontarlas es importante para nosotros, no lo pensemos ya que con este sistema podremos hacerlo las veces que queramos.

 

Bisagras de Pernio

 

Las bisagras de Pernio son las más comunes en puertas y ventanas. Como inconveniente, citaremos el hecho de que no sean fáciles de instalar, razón por la que se recomienda que lo haga un profesional.

 

A la hora de ponerlas, cajearlas en el argot técnico, se puede usar una fresadora o también hacerlo sin maquinaria, dando uso a un formón, según prefiera o tenga acceso el cerrajero 24h Picassent profesional o persona que va a hacer la instalación.

 

Bisagras invisibles

 

También llamadas bisagras ocultas, se utilizan sobre todo para unir dos tableros y así lograr que éstos se abran como un libro. Probablemente recordemos algún ejemplo que hayamos visto y, sin duda, son una opción muy interesante si buscamos este efecto.

 

Bisagras de doble acción

 

Se suelen usar en las puertas que deben abrirse con una doble apertura, como es el caso de las puertas de las cocina típicas de los restaurantes o también aquellas puertas habituales en hospitales.

 

Son puertas que abren en ambas direcciones y que ellas solas oscilan hasta recobrar su posición normal. Son puertas que permiten una entrada y salida fácil, muy práctico en restaurantes o en hospitales. A la hora de instalarlas también es sencillo hacerlo.

 

Bisagras de cazoleta

 

Los muebles de tu cocina suelen llevar bisagras de cazoleta, caracterizadas por ser muy prácticas y quedar invisibles. Además, a partir de un cierto ángulo se cierra solas y, por otra parte, tienen un ángulo de apertura regulable que da bastante margen.

 

Hemos de tener en cuenta que son difíciles de instalar, ya que han de encajar sus partes, y de lo contrario no funcionará correctamente y habrá problemas de apertura y cierre. Dentro de este tipo hay 3 clases que, a su vez, tienen distintos modelos: la bisagra de cazoleta recta (puerta exterior, en el lateral del mueble), la bisagra super acodada (en puertas interiores) y, en tercer lugar, la bisagra acodada, cuando la puerta está en una zona intermedia.

 

Bisagras de superficie

 

A diferencia de las anteriores, son más fáciles de instalar, pues no hay que hacer un fresado. Por lo tanto, si no eres profesional esta variedad es perfecta para ti. Te bastará contar con unos simples tornillos para realizar la unión a través de esta bisagra.

 

Bisagras para vidrio

 

Las bisagras para vidrio tienen una parte en forma de U, gracias a la cual es posible sujetar el crital con fuerza. De este modo, evitamos que se salga, colocando además uno o varios tornillos. Si tensmo éxito, la puerta se abrirá y cerrará sin problemas, es decir, permaneciendo el cristal en su sitio.

 

Más bisagras

 

Aunque hemos hecho un repaso de las principales bisagras, no olvidemos que en el mercado hay muchas, aunque no siempre será fácil encontrarlas. Si estamos interesados en conocerlas para valorar su conveniencia, acudamos a tiendas especializadas.

Todo sobre los cerrojos acorazados

Las puertas acorazadas son sinónimos de alta protección y máxima seguridad en la abertura principal de cualquier propiedad. Si tienes una de estas puertas y la acompañas con un cerrojo acorazado tu domicilio será impenetrable. Con este refuerzo ninguna persona extraña entrará a tu domicilio, es lo mejor para evitar robo.

Se necesitan materiales de calidad y procedimientos modernos para la buena instalación de un cerrojo acorazado.

La mayoría de las puertas acorazadas incluyen una cerradura de calidad que también cuenta con anclajes y barras interiores de acero. Por ello, es obligatorio ser cuidadoso durante la instalación de un cerrojo adicional para evitar cualquier punto de vulnerabilidad en la estructura. Si la puerta tiene escudo protector no lo cambies, pero si tienes problemas con las llaves es necesario cambiar el bombillo completo.

La cerradura adicional obstaculiza notablemente el acceso a los atracadores. El uso de los cerrojos acorazados ha crecido notablemente por la tendencia de asaltos en propiedades con una sola cerradura. Es importante saber que con tres puntos de cierre la seguridad no es total, estas puertas pueden ser abiertas fácilmente por los ladrones sin hacer ruido y en poco tiempo.

Hoy en día existe un amplio mercado de cerrojos acorazados que se adaptan a tus necesidades. Todos ellos cuentan con elementos de acero en su interior que los hacen muy fuertes. Por si fuera poco, el sitio donde metes la llave tiene un mecanismo especial que no puede ser manipulado. Sin duda alguno, el cerrojo acorazado es un complemento de seguridad perfecto para cualquier domicilio.

Todo buen cerrajero debe proporcionar atención de calidad, servicio rápido y una tarifa que se adapte al bolsillo del cliente. Además, debe dominar las nuevas tecnologías para poder ofrecer un servicio invulnerable.

Antes de instalar un cerrojo acorazado, es necesario que un profesional haga mantenimiento y revisión de todos los elementos que componen la estructura. Con un cerrajero urgente Picassent experimentado podrás aumentar la seguridad de tu sistema de apertura.